viernes, 17 de abril de 2009

Fragilidad

Empezó por lo más frágil.
Guardó en cajas aquello que se podía romper.
Aquello con lo que debían tener más cuidado.
La casa estaba vacía.
Llena de ausencias.
De aromas escondidos.
De diálogos silenciosos que aún dejaban ecos.
Llena de sombras que deambulaban por las noches.
Se llenó de olvidos y recuerdos.
Y se dio cuenta que lo más frágil de esa casa era ella.
Enteramente frágil.
Toda frágil.
Su presencia.
Su sonrisa.
Sus ganas
Su costumbre de amar.
Sus amaneceres.
Pensó que por no ser objeto debía esconder esa fragilidad que la hacía más débil.
Que nadie colocaría un cartel para que la cuidaran.
Para que la trataran como se trata a aquello que se puede romper.
Que no se puede golpear.
Lastimar.
Se quedó inmóvil pero resistiendo.
Escondiendo su fragilidad en su propio vacío.
Guardándolo para adentro,
como guardó todo lo frágil que quiso conservar.
Sacó un espejo.
Se miró y se dio cuenta que la fragilidad no se esconde.
Que hasta lo intangible puede ser frágil.
Que estaba en sus ojos.
En su mirada y en su sonrisa dibujada.
Y que uno no es frágil sino a los ojos de los demás.

6 comentarios:

Herman dijo...

Y QUE UNO NO ES FRAGIL SINO A LOS OJOS DE LOS DEMÁS.

Cuan cierto no? o que tan fuertes creemos ser viendo tan fragil lo que nos rodea hasta q nos sentimos caer y descubrimos que somos mas fragil de lo que pensabamos ser.

Hermanitaaaaaaaa!!!! Nos vamos de shopping, a gastar y gastar y gastarrrrrrrrrrrrrrr!!!!

SIIIIIIIIIIII!!!!


Te amo.

Hermoso el modo en que pasas a palabras la manera en que la fragilidad se instala en nosotros.


Besos-.

Anónimo dijo...

Pau es hermoso lo que escribiste
Me encantó!
"La fragilidad no se esconde.
Que hasta lo intangible puede ser frágil. Que estaba en sus ojos.
En su mirada y en su sonrisa dibujada".
beso grande!

Galán de Barrio dijo...

muy lindo, muy tierna criatura

dan ganas de abrazarla y protegerla

besitos

Pau dijo...

La verdad pau que sos capaz de poner en palabras lo que muchas veces sentimos. Esa fragilidad q nos hace débiles. Muy lindo amiga.
besosssssss

DIEGO dijo...

Qué hacemos con la mirada del otro, con ese conjunto de conjeturas que los demás hacen sobre uno y que no deja de afectarnos y constituirnos? Escribir sobre la fragilidad del vínculo, cómo afecta al vínculo?

A veces la diferencia entre sometimiento y libertad es solo hipotética.

Un beso.

Paula Daiana dijo...

Herman: Es verdad, a veces uno trata de hacerse fuerte ante la fragilidad de quienes nos rodean...

Galán del barrio: Creo que un abrazo y protección son la mejor respuesta para alguien frágil.

Pau: A ver cuando te veo. Me alegro que te haya gustado...

Diego: Usted lo ha dicho los otros son una parte esencial en nosotros y nos afectan y nos constituyen como personas... quizás por eso planteaba que uno no es frágil sino a los ojos de los demás.