martes, 15 de junio de 2010

Maravilloso mundo


Ahí estaba él... con sus ojos rosados y su reloj de bolsillo:
-"¡Dios mío! ¡Dios mío! ¡Qué tarde voy a llegar!"... Y así estamos nosotros, siguiendo al conejo blanco. Llenos de curiosidad. De sueños. Ilusiones. Esperanzas. Siguiendo a algo o a alguien ciegamente. Abiertos a la aventura y al descubrimiento. A los riesgos y a las consecuencias de ese país. De ese maravilloso país.
Yo era... yo soy... soy otra... A veces somos como “Alicia”, caemos en un pozo interminable, en una isla sin salida o nos sumergimos en un océano de lágrimas.
Descubrimos personajes con los que hablamos pero no nos comunicamos sino que monologamos indefinidamente todo el tiempo.
En un cuarto sin salida comemos y bebemos, nos estiramos y nos encogemos. Naufragamos en nuestras lágrimas tomando diferentes brebajes y desgustando extraños pastelillos.
A veces somos como el sombrerero loco y ni nosotros somos capaces de entender lo que hacemos. Es ese desequilibrio extraño que a menudo nos hace compañía. ¿Acaso está tan mal festejar el no cumpleaños?.
Casi sin darnos cuenta hasta nos podemos convertir en el Gato de Cheshire y ser capaces de aparecer y desaparecer a voluntad. O tal vez, elegimos rodearnos de gente como él, gente que nos entretiene mediante conversaciones paradójicas. Personas que a menudo nos animan a seguir y que se materializan muy de vez en cuando justamente porque tienen la capacidad de aparecer y desaparecer todo el tiempo.
Y en este mundo también están las reinas de corazones. Esas personas de muy mal genio, llenas de furia ciega, de envidia y falsedades. A esas mejor perderlas que encontrarlas. Son aquellas que nos quieren sentenciar a la decapitación pero que por suerte son pocas y rara vez pueden decapitarnos.
Así estamos en este maravilloso mundo en el que es lindo abrir esa pequeña puerta para continuar explorando lugares nuevos, rincones desconocidos o quizás para llegar a un atractivo jardín... y ojo, nadie dice que atravesarlo sea fácil, puede que la llave que abra esa puerta esté sobre una mesa que no podemos alcanzar pero qué sería de nosotros sin esos desafíos...
La vida esa así... tal vez en nuestro país también la pimienta, el vinagre y la manzanilla tengan un efecto negativo en el carácter de la gente y sea preferible consumir azúcares y golosinas para tener buen carácter...
Yo era... yo soy... soy otra... A veces somos como la pequeña Alicia y lloramos hasta inundar la habitación. Nos quedamos dentro de un charco de lágrimas llorando a diez centímetros de profundidad hasta que alguien o algo nos saca a flote... a veces es sólo cuestión de nadar un poco o de aferrarse a algo hasta que baje el agua. Todo pasa y después mojados, débiles y tristes corremos para secarnos. Dispuestos a recuperar la alegría emprendemos la marcha. Dejamos atrás ese mar de lágrimas y pisamos tierra firme.

En fin... Otra taza de té, por favor.

17 comentarios:

cosasimpropias dijo...

quiero q se estrene la version de burton YA. me carcome la impaciencia. este libro me intriga, me encandila, me vence

Debo dijo...

A veces somos como “Alicia”, caemos en un pozo interminable...

Tan cierto lo que escribiste, pero tome esta frase con la q mas me identifico, sabiendo que muchas veces caemos en un pozo interminable, pero tanto nosotros como alicia pudimos salir.

Te amo

Gabiprog dijo...

La tristeza está en el barro
¿verdad?
Que dificil caminar por allí...
Y lo sabemos
Y persistimos...


Una taza para mi por favor.
Gracias!

:)

Paula Daiana dijo...

Cosasimpropias: Creo que llega recien para el 2010!

Hermanita yo también me identifico mucho con esa frase pero ambas sabemos que las dos tenemos siempre las sogas listas para sacarnos mutuamente... como dijiste vos siempre salimos!
Te amo mucho.

Gabiprog: Va una taza para usted también!

VALENTIN dijo...

Es cierto, tienes razón ... mucha, demasiado!!!
Un abrazote!!!!

Agua dijo...

Yo tmb me siento asi muchas veces, como Alicia intentando encontrar no se que en ese mundo que de tan raro se le hace grande a veces y pequeño otras tantas.... un besillo!

PLASTICO INEVITABLE dijo...

Gracias por toda la onda
me gusto tu entrada
como anda todo? bien?

malevil dijo...

ajaajajaja todo bien ! me confundiste un poco pero ya entendi jejeje

pobre alicia (la real)...
y feliz no cumpleaños !!

Fractured hand. dijo...

Opino lo mismo que ''cosasimpropias''; quiero (necesito) ver la versión de Burtom; va a ser sublime.


P.D.- Sí, debo tener cuidado ya que es la excepción, pero es que me derrite.

Jorge Pozuelo dijo...

Parece mi vida relatada, jejejeje.
Besitos

Shaggy dijo...

Me gustó particularmente esto:

"Casi sin darnos cuenta hasta nos podemos convertir en el Gato de Cheshire y ser capaces de aparecer y desaparecer a voluntad. O tal vez, elegimos rodearnos de gente como él, gente que nos entretiene mediante conversaciones paradójicas. Personas que a menudo nos animan a seguir y que se materializan muy de vez en cuando justamente porque tienen la capacidad de aparecer y desaparecer todo el tiempo."

Edu dijo...

Soy de ahogarme en un vaso de agua, imaginate en un mar de lágrimas!

Un beso

Noche de Letras dijo...

Paula, muchas gracias por pasarte. Este viernes a las 22 hs esperamos tu oido del otro lado del parlante. Acordate www.fm.stereo.com.ar. Una espacio para los escritores del alma.

Noche de letras.

Francisco Javier dijo...

Hermoso blog, y linda entrada, gracias por visitar mi página, un abrazo a la distancia.

Tony Amesty dijo...

Me encanta ese cuento..........¿tiene todo un doble sentido en la vida?

El sombrereo loco.

Un abrazo

Rafa dijo...

Buen relato che...., q va a venir ahora?

Anónimo dijo...

Sí, otra taza de té... Para mí con mucha azucar, por favor!

Claudio