lunes, 24 de agosto de 2009

Se le nubló el alma


Así está ella... como los días grises en el que no hay sol pero tampoco llueve.

13 comentarios:

Tony Amesty dijo...

Uno de esos días que ni llueve ni sale el sol....quizas de igual...quizas no.

Un fuerte abrazo

María dijo...

Viendo lo positivo de lo negativo, es buenos saber, que las nubes van y vienen, y que detrás de ellas, siempre está el sol.

Un beso!

Galán de Barrio dijo...

prefiero esos días a cuando llueve con sol...

Beren dijo...

Hace falta quizas un viento fuerte que la despeje de una vez. Nos ponemos a soplar todos a ver si logramos una rafaga lo suficientemente fuerte?

Debo dijo...

Escribis o lees la mente? Digo... porque cada vez que yo estoy triste o mi dia se nubla, vos publicas algo que lo define tal cual es.
Es asi, es como la pelea entre dos que opinan sobre si les gusta mas el verano o el invierno. yo me quedo con la primavera.
Es decir, las nubes tapan al sol, pero se asoma algun rayo que dice: MIREN QUE ACA ESTOY, mientras que una nube lentamente y hasta pareciera subestimandolo lo va tapando.
No se me dio esa sensacion. A mi me gustan, mientras que no terminen en tormenta al llegar el final del dia.
Beso.
Te amo.

Cloe dijo...

Quiero pensar que sucede para que apreciemos más los días de sol.

Abrazo

cosasimpropias dijo...

ni una cosa ni la otra, un estado parecido al limbo.

Señor Posmópolis dijo...

el cielo: alto cada vez más alto.

Leonard dijo...

dias de pensamientos abstractos, vacios o llenos, segun la oscuridad de nuestras propias nubes.^^
buen mensaje^^

Agua dijo...

Ahi estamos muchos de nosotros... aunque fuera de la ventana haga sol. Besos!

Luna dijo...

En mi cielo y en mi alma se avecinan tormentas de variada intensidad.

Besos

Gabiprog dijo...

Pongamos nuestra esperanza en el viento, escampará...

:)

Un abrazo!

Anónimo dijo...

oh, el limbo!! Ese lugar que nos obstinamos en visitar los que estamos atentos, los que no aceptamos a las almas mezquinas, los que no paramos de preguntarnos de qué se trata todo esto, los que seguimos vivindo con estupor las ruindades cotidianas, los que no nos acostumbramos a lo de siempre, los que a veces quisieramos gritar hasta quebrar los hielos continentales, los que nos gusta la risa!!

Claudio