lunes, 18 de mayo de 2009

"Chau número tres" de Mario Benedetti

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.

Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta
a ciegas sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.

Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estaré donde menos lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.

Estaré en un lejano horizonte
sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.

Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.

Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote.

3 comentarios:

Zimbon dijo...

Creo que hoy no seremos nada originales con nuestros post, pero seremos justos con un gran tipo que supo decir tanto en forma tan simple...
Un grande don Mario!

Diego dijo...

pobre benedetti ..hoy escuhaba en la radio sobre su muerte, y me acordé que la pelicula la tregua, era sobre una novela de él...

a mi me encantaba esa peliii..

sabes que lei lo que pusiste mas abajo..lo de a naricita de payaso, y lo primero que pensé fue "como para ponersela de vuelta, despues de haberla guardado abajo d eun par d emedias viejas"


besugos en los codos querida

Muzza dijo...

Elegimos el mismo poema para despedirlo... aunque la despedida no sea tal, creo que por cursi que suene, va a estar siempre, con sus palabras, eterno.