martes, 17 de marzo de 2009

¿A dónde va lo común, lo de todos los días?

Y si el secreto de todo está ahí, en lo de todos los días, en esas pequeñas cosas que nos acompañan. En lo genuino, lo verdadero. Lo que nos gusta, lo que amamos. Lo que nos da placer. Lo que nos hace reír. Llorar. En aquello que nos da odio, tristeza, bronca. Lo de siempre, lo común, lo que es parte de nuestra vida.
Aquellas presencias. Aquellas ausencias. Lo que añoramos, lo que nos dejó, lo que nos atormenta. Lo que no podemos olvidar. Los recuerdos. Las palabras que decimos, las que no. Los silencios que no callan o que no queremos que callen.
Tal vez, esas son las cosas que nunca se van, que nunca nos dejan y que tampoco las dejamos ir, sólo que simplemente, de vez en cuando las dejamos de ver.

2 comentarios:

Paulis dijo...

Mmmmm me hace pensar mucho.... muy bueno...es el momento justo para leer este tipo de cosas dentro de lo que sabes me esta pasando.
Te quiero!!!
GRacias,

Paula Daiana dijo...

Paulis estoy segura que todo se va a solucionar. Vamos eee, no te quiero ver triste. Vos siempre me enseñaste que se puede salir adelante.
Te quiero mucho!
(Te dejo una canción... No te olvides que nada se va y nada nos deja... en algún rinconcito de nosotros siguen estando)