lunes, 16 de marzo de 2009

El amor, ¿una torta de chocolate?

"El amor cumple un ciclo como los postres ricos. Enamorarse es eso, comerse una torta de chocolate con ganas. Después se te pasan las ganas y la torta se acabó. El amor se acaba también.
Si tenés muchos miedos, podés cortar la torta en pedacitos y comer un trozo por año. Claro que no es lo mismo, se come con menos ganas pero dura más… aunque se endurezca y no sea rica, pero puede durar toda la vida si la cortás en pedacitos chicos.
El verdadero amor es así, se acaba como los postres ricos cuando se comen con ganas.
Después la gente sigue junta por la soledad y la muerte. Pero eso es otra cosa".
CERCA (melodía inconclusa de una pareja) de Eduardo Pavlovsky.

... no creo que el amor sea “UNA” única torta de chocolate, en tal caso es una torta que se hace cada día con diferentes ingredientes. A veces esa torta necesita una taza más de tolerancia, otras más de contención, pasión, paciencia, desenfreno o ternura. No todos los días queremos o necesitamos comer lo mismo… me parece que ahí está el verdadero secreto del amor, en lo que nos sucede cada día.
… Si puede ser que los grandes placeres sean una ÚNICA torta de chocolate. Esconden esas extrañas ganas y ese miedo a que se acaben. Justamente el no disfrutarlos tan seguido es lo que los hace más deseables. Son una torta de chocolate que, quién sabe por qué, elegimos comer de vez en cuando. Tal vez, porque no queremos que se acaben y porque sabemos que el hecho de no estar siempre con la cuchara en la mano nos asegura que esas ganas sean eternas…

4 comentarios:

Debo dijo...

Te acabas de ir. A las puteadas, peor q siempre porq no encontrabas el mp3. y yo en casa... que hago levantada taaaan temprano???

Bueno yendo al tema por el que vine. BUENISIMOOO, 10 puntos a la torta de chocolate!!!!

Y q nunca nos escaseen las cucharaas!!!!!

te amo.

Gise dijo...

Esas son las cosas que tiene el amor... a veces lo importante es no empacharse y saber qué torta comer jajajaja
Besos Pau!

Nani dijo...

nunca pierdas las ganas de comer chocolate!!!
Muy lindo dedo!!!
Te quiero

Zimbon dijo...

Es cierto, la temática es mas o menos la misma...
Estoy mucho mas cerca de tu idea que de la de Pavlovsky, asi que ya podés ir escribiendo célebres obras de teatro que lo emulen, jeje.
Un beso grande!
Buena semana para vos también!